todo el mundo sabe hablar pero…

frase blog jjromero comunicar
MIS FRASES FAVORITAS · JJRomero

Los seres humanos tenemos una cualidad que pronto convertimos en carencia por no pararnos a reflexionar sobre ello y por falta de formación al respecto, evidentemente. Se trata de la habilidad para hablar, ese «don» que consiste en unir letras para formar palabras, en unir palabras para formar frases, y en unir frases para formar conversaciones o discursos. ¡¡Qué simple!!, ¿verdad? Y así se consume la vida: hablando, hablando, hablando, y sin salir de ahí. 

Hoy quiero reflexionar sobre la diferencia entre «hablar» y «comunicar» (o «transmitir»), porque en realidad resulta más habitual de lo deseable encontrarnos personas que hablan mucho pero comunican muy poco. Estoy seguro que a poco que lo pienses, encuentras a alguien en tu entorno que cumple esta premisa.

HABLAR POCO, COMUNICAR MUCHO

Eso sería lo correcto, ser capaces de expresar mucho usando sólo las palabras adecuadas. La mayoría de las veces sucede lo contrario, se habla demasiado para transmitir muy poco valor. Hablar poco y comunicar mucho tiene un poquito de arte y bastante de entrenamiento. No nos lo enseñan en el colegio y tampoco se aprende en la vida, a menos que uno tome consciencia de esta carencia y se aplique por su cuenta para corregirla. 

Cuando nos topamos con personas que nos atrapan con sus conversaciones, lo que están haciendo es manejar la capacidad de transmitir conceptos de modo atractivo, al mismo tiempo que recurren a la simpleza en las palabras y adornan el mensaje con determinadas figuras (analogías, citas…) hasta convertir la escucha en un verdadero placer. No solemos nacer con esta capacidad, por desgracia, y por eso es conveniente desarrollarla a lo largo de la vida. Os voy a anticipar dos claves para avanzar en la mejora de la comunicación.

CLAVE 01:

La primera: ten claro lo que quieres transmitir. Si nosotros somos los primeros que no definimos qué queremos comunicar, difícilmente vamos a poder hacerlo. Sí, ya sé que me vais a decir que cuando alguien quiere decir algo sabe lo que quiere contar, pero en realidad eso no es tan cierto. Se ve mejor si hacemos el esfuerzo de ponernos en el lugar del que escucha. Para que su cerebro preste atención plena es imprescindible que la conversación le resultarle interesante, porque de lo contrario, «desconectará» y se irá a hacer «viajes estelares». De ahí la importancia de tener muy claro qué quiero expresar (el valor de mi mensaje) y de dejarlo fijado al inicio del diálogo para enganchar el cerebro de mi interlocutor a la conversación. 

A la mente le gusta la certidumbre y se pone alerta ante lo desconocido. Instinto de supervivencia puro y duro. Por eso y de modo automático, cuando comienza a escuchar cosas que no sabe a qué vienen, trata de averiguar el sentido de la conversación; en tanto no lo logre descubrir, no se centra al 100% en lo que está escuchando, sino que «va por delante» buscando la meta, el final. Con la excepción del «storytelling» (en dónde sí se juega con la intriga, y esto también es un arte), en la mayoría de las ocasiones es crítico marcar el objetivo de la conversación al inicio para liberar a la mente de exploraciones «etéreas» y facilitar que pueda centrarse en el mensaje propiamente dicho.

CLAVE 02

La segunda: aprender a estructurar el mensaje. El cerebro humano necesita entender la lógica de las cosas, como si de un cuento se tratara. Cada capítulo debe ir enlazado con el anterior para construir así una historia fácil de «digerir» y con capacidad de mantener el interés. Estructurar mensajes también tiene su ciencia y no es cuestión de espontaneidad. Los que «hablan» cuentas cosas a medida que se le van ocurriendo y en ocasiones mantienen estructuras inconexas que complican el entendimiento para el interlocutor. Se pierde el hilo y la atención. Por contra, los que «comunican» manejan la capacidad de encadenar frases de modo coherente y lógico, facilitando el entendimiento y logrando un resultado final infinitamente más rico. 

PROXIMO DOCUMENTO DESCARGABLE

En Suma Importancia tenemos un compromiso «no escrito» de aportaros un documento al mes, gratis y descargable, que os haga reflexionar sobre distintos aspectos de la vida. En el mes de enero arrancamos esta línea de trabajo con la guía EMPRENDER EN 5 PASOS, y el siguiente hito que nos hemos marcado es ofreceros en febrero un documento similar orientado, esta vez, a la mejora de la comunicación, a lograr lo marcado más arriba: cómo hablar poco y comunicar mucho. Allí profundizaremos sobre esas cuestiones que ahora estoy anticipando. Os tendremos informados cuando esté disponible. 

Un saludo y buen fin de semana 

firma para artículos en el blog jjromerol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.