estructura de costes pensada para minimizar riesgos

frase blog jjromero comunicar
MIS FRASES FAVORITAS · JJRomero

 Nadie discute que los tiempos actuales son vertiginosos. Los planes a cinco años que nos piden a los emprendedores ya no los hacemos delante de un ordenador: los hacemos delante de una bola de cristal. Fíjate: al mismo tiempo que lees este artículo hay miles de emprendedores repartidos por todo el planeta proponiendo productos y servicios que mañana estarán en el mercado y que atacarán directamente, ¡¡maldita sea!!, a productos como el tuyo. En estas circunstancias, ¿eres capaz de asegurar que tu negocio durará, tan siquiera dos años?

Ahora le toca a las empresas mover ficha para acomodarse a este contexto tan dinámico. Se acabó aquello de crear empresas «todo incluido» que integraban dentro de sí la totalidad de las áreas funcionales precisas para el negocio, sobrecargando la estructura de costes y generando deuda a largo plazo. Antiguamente se creía que cuánto más inmovilizado tenía una empresa más solvente era de cara al mercado, pero hoy en día, más importante que dotarse de solvencia o controlarlo todo internamente, la prioridad es ganar agilidad. No sabemos cuándo va a cambiar el aire y debemos ser previsores, algo que tienen totalmente claro las startups y que ya está calando en el resto de empresas. 

ESTRUCTURA DE COSTES LIVIANA

«Adelgazar» las empresas no es una moda, es una necesidad. Nadie garantiza que esos productos que ahora te dan de comer vayan a seguir siendo los preferidos por el consumidor dentro de dos o tres años, máxime con consumidores sometidos a nuevas propuestas a cada instante que se vuelven «infieles por naturaleza» ¿Qué pasa si te quedas «enganchado de la brocha», con la mitad de los créditos sin pagar? Urge buscar alternativas para dotar al negocio de la flexibilidad y ligereza que se precisa, y ahora vamos a ver cómo hacerlo. 

IDENTIFICAR EL CORAZÓN DEL NEGOCIO Y EXTERNALIZAR LAS TAREAS NO CRÍTICAS

Hoy en día ya no necesitamos tener todo internalizado y gestionado por nosotros mismos desde dentro. Existen docenas de operadores externos muy eficientes que pueden aportar especialización a un coste muy razonable, sea cuál sea el área que quieras externalizar. Lo primero que tienes que hacer es identificar las tareas clave que conforman el corazón de tu negocio y aportan valor, y sacar afuera todo lo demás. Hay que poner foco en las áreas diferenciales y aplicar ahí todos los recursos, los esfuerzos y la excelencia. Sacar de la organización lo restante permite reducir costes, aligerar la estructura y ganar en flexibilidad. 

INFRAESTRUCTURAS

En tiempos no muy lejanos se le daba bastante importancia a las infraestructuras: suelo, locales, naves, oficinas, maquinaria, vehículos… Los activos de la empresa se consideraban un aval de solvencia frente a acreedores a tal punto que cuando las ventas funcionaban bien y se quedaba pequeña la capacidad productiva, se ampliaban instalaciones adquiriéndolas en propiedad. Se olvidaba que en una economía cíclica la demanda sube y baja por temporadas, y que lo que en su momento se quedó pequeño, puede estar infrautilizado el día de mañana cuando el aire sople del otro lado. Tener locales en propiedad dificulta seriamente acomodar la estructura en las épocas de escasez, por lo que es pertinente pensar en alternativas más ágiles y flexibles como el alquiler o espacios compartidos (centros de negocio, coworkings). Tu estructura de costes te lo agradecerá.

MAQUINARIA Y EQUIPAMIENTO. 

Vale el mismo argumento que antes. Dotarse de flexibilidad es una prioridad en tiempos dinámicos, y por ello es obligado buscar alternativas para «disfrutar» de la maquinaria y el equipamiento que necesitamos sin que su tenencia suponga un problema el día de mañana. El renting o el leasing son alternativas a estudiar porque si las cosas vienen mal dadas, una reformulación de las condiciones con el proveedor es suficiente para acomodar la empresa a las nuevas circunstancias. ¿Sabíais que hoy en día tenemos proveedores para prácticamente todo lo que se nos ocurra?

FINANCIACIÓN BANCARIA. 

En este ámbito tenemos alternativas que no existían hace 10 años. No hablaré del desarrollo de redes de business angels o fórmulas capital riesgo, antes no tan exploradas, sino de propuestas como el crowdfunding. Se trata de la posibilidad de lograr que los clientes hagan el pago por anticipado de los productos, para poder con esos fondos arrancar la fabricación sin tener que acudir a un préstamo bancario. Al no haber intereses ni hipotecas por el medio seremos más flexibles en la toma de decisiones al mismo tiempo que tendremos una estructura de costes más baja con la que poder ofrecer un precio más competitivo. El crowdfunding es un recurso pensado para emprendedores que ya están aprovechando el resto de empresas. 

INTERIM MANAGERS o «DIRECTIVOS POSTIZOS»

Incluso en el ámbito de la contratación hay nuevas modalidades muy interesantes. Un interim manager es un consultor externo que se integra dentro de la empresa por un tiempo definido, con un objetivo concreto y con capacidad para gestionar los recursos internos. Cobra el salario acordado en contrato asumiendo por su cuenta las cuotas de la Seguridad Social, y sale por la puerta con la misma facilidad que entró el día que su función ya no tenga sentido. Mediante esta fórmula podemos proveernos de profesionales muy cualificados para cualquier área que nos interese, sin la rigidez de la contratación que conocíamos de antaño. 

EN RESUMEN

El reto de presente es construir organizaciones flexibles capaces de adaptarse rápidamente a cualquier cambio. El camino para hacerlo no hay que inventarlo, sólo hay que replicar lo que ya hacen las startups. En aras de lograr una estructura de costes lo más baja posible, utilizan todas las alternativas que tienen a su alcance y que van dese alquiler de infraestructuras, leasing o renting para maquinarias y equipamiento, posibilidad de crowdfunding como alternativa a la banca, contratación de personal directivo mediante la fórmula del interim manager, intercambio de servicios con empresas complementarias… Así es como tenemos que pensar si queremos sobrevivir en entornos tan complejos. Pónganse a la tarea.

Un abrazo

firma juanjo

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.