hasta la narices de oír ensalzar el fracaso

frase blog jjromero errores
MIS FRASES FAVORITAS · JJRomero

 

Arranco el artículo movido por el cabreo, vamos a ver si se aplaca con la escritura o se exacerba todavía más.

¡¡ Estoy hasta las pelotas (permítanme la licencia) de escuchar hablar del fracaso como camino imprescindible para el éxito !!

Un mantra que se repite por todos los lados sin cuestionamiento ninguno, hasta tal punto que ya se da como verdad absoluta. Pero vamos a ver…

FRACASO NO ES LO MISMO QUE ERROR, ES MUCHO MÁS BESTIA.

A todos los que animan a la gente a fracasar, os pregunto: ¿habéis dedicado unos minutos a buscar la diferencia entre «errar» y «fracasar»? Porque ambos términos son similares como punto de partida para el aprendizaje, pero tienen impactos emocionales muy diferentes según sea lo uno o lo otro. «Equivócate y aprende del error» sí parece tener lógica y cierta mesura, pero… ¿animar al fracaso? ¿Os lo habéis pensado bien? ¿Os lo habéis dicho a vosotros mismos? ¿Habéis pensado en el brutalidad de decirle a una persona que tiene que fracasar para luego poder salir adelante con éxito? 

Me temo que se está banalizando el impacto del fracaso, como si salir de un fracaso fuese tan fácil como lavarse los dientes. En un plis-plas y uno ya está como antes.

El fracaso, como tal, tiene un impacto emocional a nivel de autoestima cuyas consecuencias van más allá del hecho puntual; además condiciona la actitud y la predisposición a futuro, que es lo grave. Que un negocio quiebre entra dentro de las probabilidades, y no sería demasiado alarmante. Lo grave es perder emprendedores, es decir, que a esa persona cuyo negocio fracasó se le quiten las ganas de volver a intentarlo. ¡¡Eso sí que es un drama para un país!!, quedarse sin gente con iniciativa e ilusión. ¿Os parece adecuado animar a la gente a fracasar y esperar que, como si nada hubiera pasado, vuelvan a tener fuerzas de volver a intentarlo? 

SI PARA APRENDER TENGO QUE FRACASAR… MEJOR YA LO DEJAMOS AQUÍ.

Poneros de nuevo en la piel del que escucha… «para tener éxito, primero tienes que fracasar varias veces», y decidme después: ¿cómo se os queda el cuerpo? ¿Estaba en vuestros planes perderlo todo como condicionante previo? Por si alguno no se toma en serio el «consejo», lo adornarán con ejemplos reales para que no te queden dudas de que no hay otro camino para el éxito. Poneros en la mente del que escucha eso, repito; «entonces, tengo que asumir que hasta que no pierda lo que tengo y me meta un buen leñazo, no voy a ser capaz de tener éxito, ¿no? ¿Es lo que me estás diciendo? Bufff, pues casi mejor ya ni lo intento, que eso de fracasar no me parece muy atractivo como modo de aprendizaje. ¿Dónde está la oficina del INEM más cercana?»

¿ESTÁIS SEGUROS QUE TODO EL MUNDO APRENDE DE LOS ERRORES?

Ahora decidme: ¿en qué lugar está escrito que la gente aprende del fracaso? O de los errores, que para este caso es igual. Yo conozco personas que meten la pata una y otra vez, y no aprenden nada. Vuelven por la misma ruta y tropiezan de nuevo con la misma piedra.

Para aprender del error también se requieren ciertas habilidades personales que no está escrito en ningún lado que vengan «de serie» en todo ser humano. Se requiere capacidad de análisis, capacidad de innovación (saber hacer algo diferente), resiliencia, una autoestima muy fuerte…, cosas que no están al alcance de cualquiera. Por eso, cuando le decimos a la gente que fracase y que así aprenderá , estamos dando por hecho hipótesis que no se van a cumplir en todos los casos. Hay quien no aprende nada, tropiece una, dos o cien veces. 

Veámoslo de otro modo; un fracaso podría considerarse la consecuencia de cientos de errores continuados que no fueron debidamente solventados. Y la pregunta es: ¿si no fuimos capaces de aprender de los errores previos, vamos a ser capaces de aprender del fracaso posterior consecuencia de la suma de errores? A ver, explicádmelo. 

PLANTEAMIENTO EN POSITIVO

En definitiva, creo que hay que poner algo de reflexión y mesura a  mensajes tan bestias, y no replicarlos con tanta «alegría». Por ahí adelante encontraremos centenares de ejemplos de personas que fueron capaces de sacar adelante su proyecto sin haber fracasado antes, lo que equivale a decir que hay más caminos. Buena planificación, buen asesoramiento y buena ejecución también son herramientas para alcanzar éxito, y de ellas se habla mucho menos. ¿No creéis que es más positivo e igual de eficaz, insistir a la gente en que haga una buena planificación estratégica, se deje asesorar, se rodee de las personas adecuadas, etc. para llevar su iniciativa a buen término? Y eso también es posible, que «no solo de fracaso vive el hombre». 

Ahí lo dejo. Menos cabreado que al inicio, por cierto; parece que sí me desahogué. 🙂

 

Un abrazo

firma juanjo

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.