claves para encontrar empleo o mejorar tus opciones

frase blog jjromero

Es habitual encontrarse en Linkedin el CV de personas que están en búsqueda de empleo. Esta mañana me encontré el que veis más abajo y me gustaría dedicar el post de hoy a daros algunas claves para mejorar la comunicación de este tipo de documentos y aumentar las probabilidades de encontrar trabajo, si ese es vuestro caso. Con mis mejores deseos, of course. 

ASPECTO VISUAL

El CV que os muestro está bien «currado» desde el punto de vista visual, y eso es lo primero que llama la atención. La estructuración facilita la lectura, la combinación de colores cumple los requisitos técnicos pertinentes y la elección de figuras y elementos gráficos es elegante y no recargado. Estupendo; empezamos bien. 

claves para encontrar empleoPoner cuidado en la parte visual de los CVs es la primera de las claves que deben ser contempladas en los procesos para encontrar empleo, y lo es por dos motivos:

El primero: la vista es un órgano sensorial que procesa muy rápido la información y «manda instrucciones» al cerebro sobre qué tiene que fijarse y en qué no. Cuando encuentra algo llamativo, activa la atención y pone foco en ello. Por contra, si lo que vemos nos resulta habitual o pasa desapercibido, el cerebro lo desprecia. ¿Qué te gustaría que hiciera un reclutador con tu CV? ¿Qué se fije en él o que lo pase por alto? Pues ya sabes. 

Lo segundo es que nuestro cerebro saca conclusiones en décimas de segundo de aquello que observa. Un documento elegante no solo me hace más agradable su lectura, sino que además y muy importante, me transmite cualidades personales de quien está detrás. Exactamente igual que lo haría un documento mediocre, ojo. De un currículo bien diseñado puedo deducir que estoy ante una persona cuidadosa, meticulosa, que tiende a la excelencia en el desempeño, disciplinada. De un CV mediocre, chabacano, del montón yo puedo decir… (pon aquí lo que consideres) Y ahora pregúntate: ¿qué primera impresión quieres que saquen de ti? Está en tus manos lograrlo.  

Vuelvo al primer punto para que entendáis la importancia de «currarse» la parte estética. Cuando metemos un CV en el medio de otros 300 hay muchas probabilidades de que pase desapercibido. Poneros en la piel del reclutador y lo entenderéis. No es nada fácil mantener un alto nivel de atención en todos los documentos y en todos los detalles, y pronto la criba de CV se convierte en una rutina automática que rebaja el nivel de atención hasta lo mínimo. Tres segundos por CV se dice que se dedica, en esta criba de descarte. En esos tres segundos el reclutador puede toparse con un perfil profesional excelente, pero si el nivel de atención es bajo y no hay nada que llame la atención, la candidatura pasará desapercibida y el aspirante habrá perdido toda oportunidad de ser tenido en cuenta y llamado a la entrevista. Así de rápido, así de rotundo. 

Mejorar la parte visual es una de las claves para encontrar empleo y por eso, si esto fuera una partida de tenis, el candidato del CV que os comparto ya se habría anotado un tanto a su favor. 

CONTENIDO

Si captar la atención es crítico para que alguien se detenga a observar, lo siguiente que hay que lograr es despertar el interés por ser llamado a una entrevista. Esto se logra con el contenido y es ahí donde «entramos en materia». Veamos qué claves para mejorar las probabilidades de encontrar empleo deben contemplarse en lo que al contenido se refiere: 

Primera.- pregúntate qué necesita saber de ti un directivo que tiene una vacante y está preocupado por cubrirla. A poco que lo pienses, al reclutador le importa un pimiento qué hiciste en el pasado. ¿Para qué? Lo que le importa realmente es saber tu desempeño en el presente y a futuro en el puesto vacante si te da la oportunidad de ocuparlo. Lo que verdaderamente le interesa, en definitiva, es descubrir el valor que vas a aportar a su compañía y si vas a ser capaz de integrarte y alinearte con los valores que rigen en el equipo. 

Lo que sucede es que para averiguar eso habitualmente se realiza un análisis del desempeño pasado y se sacan conclusiones extrapolables a futuro. Dicho de otro modo, intento averiguar tu capacitación actual por ejemplos y señales de cosas que hiciste en el pasado. Si esto es así, ¿por qué se lo ponemos tan difícil? Por qué sólo hablamos de pasado cuando lo que realmente quieren averiguar es el futuro?

La siguiente directriz que os sugiero es que, además de hablarles de lo de siempre (la formación y la experiencia), déjale ver quién eres como persona y qué valor puedes ofrecer a su empresa. Habla también del ahora y del mañana, que es precisamente lo que más se echa de menos la gran mayoría de CV que se ven por ahí adelante. 

Observen de nuevo el CV de la imagen y respondan ahora tomando en cuenta esta clave que les anticipé: ¿no les parece redundante tanto detalle en el apartado de la experiencia? Con leer tres o cuatro párrafos ya nos hacemos una idea del pasado de ese aspirante. Lo demás no aporta nada y quita espacio para explicar otras cosas que seguramente sean del interés del reclutador. De todos modos, si alguien tiene empeño en detallar toda su historia de vida, debería buscar la manera de agruparlo por bloques relacionados con una cierta posición, un cierto desempeño, con lo que sea que facilite su lectura y entendimiento. 

Siguiente cuestión: si ahorramos espacio en el cv, ¿a qué tendríamos que decidarlo? Ahí está la tercera clave que les quiero compartir; dedíquenlo a hablar justo de lo que el reclutador quiere saber: cuáles son tus destrezas más importantes, qué valor le vas a aportar, motivaciones para trabajar en su empresa, expectativas… cosas de futuro que le ayuden a descubrir tu grado de desempeño y la ilusión con la que abordas el proceso. Esto se pregunta casi siempre en las entrevistas personales, pero claro, recuerden que estamos en una criba previa que si no se supera, no hay oportunidad de entrevista. El reto es: ¿cómo evidenciar esto a través de un documento escrito?

Las recomendaciones profesionales son otra de las clamorosas ausencias en los CVs. ¿Por qué casi nadie las incluye? Hablo de recomendaciones que se adviertan sinceras, evidentemente, no de las que se consiguen «por compromiso y se notan impostadas. Aunque siempre podamos sospechar que hay cierta manipulación en lo que se dice, lo cierto es que el cerebro procesa la información de modo automático, sin mucha reflexión, y le otorga cierta confianza y credibilidad a las opiniones de los demás, más que a lo que nosotros decimos de nosotros mismos. Y no solo eso; ya que es bastante poco frecuente que la gente agregue recomendaciones, si tú lo haces ya estás siendo diferencial frente al resto de candidaturas.  

EN DEFINITIVA

Si tuviera que resumir en pocas palabras las claves para mejorar las posibilidades de encontrar empleo, os diría: 

1) Trata de entender el proceso de búsqueda de empleo desde la perspectiva del reclutador, no desde la tuya. ¿Qué están buscando? ¿Cómo lo va a averiguar? Encontrar las respuestas sirve para definir el contenido.

2) Trata de entender qué sucede en un proceso de criba de CVs y facilita que tú candidatura sea tomada en cuenta. Encima de la mesa hay centenares de propuestas competidoras y no es fácil que un reclutador mantenga la atención en su estado óptimo durante largo tiempo. Si no quieres pasar desapercibido tienes que llamar la atención, tienes despertar los sentidos cuando le toque el turno a tu papelito. «Cúrrate» el aspecto visual para que tu CV sea llamativo, pero sin perder la elegancia. 

3) Si finalmente lograste que el reclutador se parara ante tu documento y se fijara en él, tienes que resultar interesante. Muestra tu capacidad para aportar valor a la empresa; habla menos de pasado y más de futuro, y sobre todo, agrega evidencias que aporten credibilidad a lo que estás diciendo. 

Creedme; yo no tengo la clave mágica para lograr que os den una oportunidad ni creo que tal cosa exista, pero sí tengo la total seguridad que entendiendo estas claves y aplicándolas a tu CV, las probabilidades de encontrar empleo van a aumentar sustancialmente.

Finalizo; lo que aquí os cuento no es mera «teoría de libro». Estos consejos nacen de nuestra experiencia de haber intervenido en procesos de empleabilidad aplicando, en casos reales, los conocimientos de comunicación que poseemos. Recuerdo con emoción el caso de una persona de 62 años, con serios problemas de baja autoestima después de acumular rechazo tras rechazo, cómo fue capaz de encontrar empleo quince días después de reorientar su CV conforme a estas directrices. Esa persona podía ofrecer mucho valor a las empresas, eso es imprescindible, pero fallaba a la hora de transmitirlo a través de un documento escrito. Su candidatura siempre pasaba desapercibida y nunca le daban la oportunidad de llegar a una entrevista personal. Un sencillo cambio en el aspecto visual para captar la atención, y un reenfoque del contenido para evidenciar qué podía hacer por las empresas, fueron suficientes para despertar interés, ser llamada a una entrevista y salir definitivamente del foso en la que estaba sumida. 

Mucha suerte y nos «leemos» próximamente. 

firma para artículos en el blog jjromerol

¿eres una institución que desarrolla programas de capacitación profesional o de empleabilidad, o una lanzadera de empleo?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.